Centro de Conciliación y Arbitraje

Sobre el CCA

La mejor opción para resolver las controversias de índole patrimonial es por medio de la conciliación o el arbitraje. El Centro de Conciliación y Arbitraje (CCA) de la Cámara de Comercio de Costa Rica, es el primer centro autorizado en el país por parte del Ministerio de Justicia, teniendo el mayor número de arbitrajes y conciliaciones realizados a nivel nacional. Contamos con una amplia trayectorio y experiencia en el manejo de disputas y resolución de conflictos.

El CCA le ofrece un mecanismo alterno de resolución de conflictos por medio de los servicios de arbitraje, conciliación, y nombramiento de árbitros. Asimismo contamos con un tope en la tarifa de gastos administrativos y honorarios de árbitros lo que nos hace ser muy competitivos en los costos para las partes.

Los procesos administrativos por el CCA son absolutamente confidenciales y además los árbitros son abogados de gran trayectoria a nivel nacional. El Centro se rige con un reglamento interno y la aplicación de la Ley 7727, Ley de Resolución Alterna de Conflictos y Promoción de la Paz Social (Ley RAC) la cual permite que cualquier diferencia de índole patrimonial puede ser resuelta por medio de la conciliación o arbitraje. Cuenta con un Reglamento de Arbitraje, Reglamento de Conciliación, Reglamento Interno y un Código de Ética.

El arbitraje

El arbitraje es un proceso no judicial mediante el cual las partes eligen voluntariamente y de forma privada a que cualquier controversia de índole patrimonial sea resuelta por uno o varios árbitros y cuya decisión la ley la impone como obligatoria y le confiere los mismos efectos que una sentencia judicial.

Nuestra Constitución Política establece en su artículo 43 que toda persona tiene derecho a dirimir sus diferencias patrimoniales por medio de árbitros.

El arbitraje es por lo tanto un medio alternativo de solución de conflictos que presenta ventajas importantes sobre los procesos judiciales. Algunas de las ventajas del proceso arbitral son:

  • Rapidez: El factor tiempo es esencial porque uno de los principios esenciales del arbitraje es la celeridad, es decir la pronta solución del caso. Los árbitros deben de decidir la controversia dentro de un plazo determinado.
  • Economía: Como consecuencia de la rapidez, el costo del arbitraje es menor respecto a los procesos judiciales a pesar de que las partes son las que pagan los honorarios de los árbitros ya que el hecho de que la controversia se resuelva en una única instancia reduce notablemente su costo.
  • Profesionalidad especializada: Generalmente los árbitros son especialistas en la materia objeto del litigio mientras que los jueces ordinarios ejercen en una pluralidad y diversidad de temas lo que les impide adquirir un grado de especialización en cada una de ellas.
  • Confidencialidad: Sólo las partes y los abogados que participan en el proceso arbitral pueden tener acceso al expediente, evitándose la justicia espectáculo tan frecuente en los medios de prensa.
  • Inmediación: La relación de los árbitros con las partes supone un contacto directo y personal entre sí y con los elementos probatorios. La comunicación es directa y la oralidad del proceso permite facilitar los interrogatorios, revisiones, razonamientos expuestos entre otros. Los árbitros son los mismos durante todo el proceso mientras que en la vía judicial el juez que dicta sentencia rara vez es el mismo que evacuó la prueba.
  • Imparcialidad: Los árbitros deben mantener la imparcialidad hacia todas las partes involucradas en el proceso arbitral.

La conciliación

La conciliación es un procedimiento mediante el cual las partes en conflicto, con la ayuda de un tercero imparcial, procuran una solución que satisfaga los intereses de ambas partes. Cabe destacar que el conciliador no es quien resuelve el conflicto, sino que son las mismas partes a través de la colaboración y dirección del proceso del conciliador.

Es un proceso rápido ya que generalmente tiene un promedio de ocho horas y es confidencial.

Asimismo, al igual que con el laudo arbitral, el acuerdo conciliatorio, de acuerdo a la Ley RAC, tiene carácter ejecutorio y la misma validez jurídica que una sentencia de los Tribunales de Justicia.

Los conciliadores con que cuenta nuestro Centro le garantizan que quienes atenderán sus conflictos son personas especializadas en conciliación.

 
 

Por favor ingrese al sistema para poder entrar a esta sección.

Usuario:
Contraseña:

Si no está registrado consulte su trámite aquí.